NOVEDADES EN HERENCIAS Y DONACIONES 01/01/2015

NUEVO RÉGIMEN FISCAL HERENCIAS Y DONACIONES

El régimen fiscal del Impuesto de Sucesiones y Donaciones ha sufrido una importante modificación a raíz de la Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, de 3 de septiembre de 2014 (asunto C-127/12),que declara contrario al derecho originario de la Unión Europea las diferencias existentes en España en el trato fiscal de las donaciones y las sucesiones entre los residentes y no residentes en España.

En concreto, el Tribunal considera contrario al principio de libre circulación de capitales, con infracción de los artículos 63 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea y 40 del Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo, que se establezcan diferencias en el trato fiscal de las donaciones y las sucesiones entre los causahabientes y los donatarios residentes y no residentes en España, entre los causantes residentes y no residentes en España y entre las donaciones y las disposiciones similares de bienes inmuebles situados en territorio español y fuera de este.

Esta Sentencia se aplica a los residentes en un país miembro de la Unión Europea, siendo muy importante por dos motivos:

 1.- Posibilita que los contribuyentes que hayan presentado y pagado un Impuesto de Sucesiones y Donaciones (herencias y donaciones) conforme a la normativa estatal puedan solicitar la rectificación de las declaraciones presentadas y solicitar la devolución como ingreso indebido de lo que incorrectamente hayan tenido que pagar. Esto es aplicable a los Impuestos que no estén prescritos (es decir, que no hayan transcurrido más de 4 años desde la presentación del Impuesto o desde el último acto notificado de la Administración) y afecta en general a:

a) Herencias en las que el causante es residente en territorio español y alguno o algunos o todos los sucesores-contribuyentes son no residentes.

b) Herencias en que el causante es no residente en España, pero alguno de los bienes están en España o alguno de los sucesores-contribuyentes son residentes en territorio español.

c) Donaciones de inmuebles u otros bienes y derechos situados en territorio español.

d) Donaciones de inmuebles radicados fuera del territorio español, cuando el adquirente-donatario reside en España.

2.- Por otro lado, la Sentencia ha obligado a que la Administración Española tenga que modificar la regulación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones existente antes de la Sentencia, y que ha llevado al efecto con la aprobación de la Ley26/2.014 de 27 de Noviembre, que modifica la Ley 29/1987, de 18 de diciembre, del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, que ha entrado en vigor el 1 de Enero de 2015.

 A partir del 1 de Enero, la liquidación del impuesto aplicable a la adquisición de bienes y derechos por herencia y donación en los supuestos que se indican a continuación se ajustará a las siguientes reglas:

A) Herencias

1.- En el caso de la adquisición de bienes y derechos por herencia, si el causante hubiera sido residente en un Estado miembro de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo, distinto de España, los contribuyentes tendrán derecho a la aplicación de la normativa propia aprobada por la Comunidad Autónoma en donde se encuentre el mayor valor de los bienes y derechos del caudal relicto situados en España.

2.-En el caso de la adquisición de bienes y derechos por herencia,  si el causante hubiera sido residente en una Comunidad Autónoma en España, los contribuyentes-herederos no residentes, que sean residentes en un Estado miembro de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo, tendrán derecho a la aplicación de la normativa propia aprobada por dicha Comunidad Autónoma.

 B) Donaciones

3.- En el caso de la adquisición de bienes inmuebles situados en España por donación, los contribuyentes-donatarios no residentes, que sean residentes en un Estado miembro de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo, tendrán derecho a la aplicación de la normativa propia aprobada por la Comunidad Autónoma donde radiquen los referidos bienes inmuebles.

4.-En el caso de la adquisición de bienes inmuebles situados en un Estado miembro de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo, distinto de España, por donación, los contribuyentes residentes en España tendrán derecho a la aplicación de la normativa propia aprobada por la Comunidad Autónoma en la que residan.

5.- En el caso de la adquisición de bienes muebles (dinero, acciones, etc…) situados en España por donación, los contribuyentes no residentes, que sean residentes en un Estado miembro de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo, tendrán derecho a la aplicación de la normativa propia aprobada por la Comunidad Autónoma donde hayan estado situados los referidos bienes muebles un mayor número de días del período de los cinco años inmediatos anteriores, contados de fecha a fecha, que finalice el día anterior al de devengo del impuesto.

 

En resumen, lo que trata el nuevo régimen fiscal es permitir que los contribuyentes no residentes puedan acogerse a los mismos beneficios fiscales autonómicos que los residentes habituales en España, lo que en muchos casos supone que no se tenga que pagar el impuesto o que éste se vea enormemente reducido. Ahora será la normativa autonómica la que determine las reducciones y bonificaciones a aplicar para todos los casos, residentes o no residentes en España

A modo de ejemplo indicar que la normativa del Impuesto de Sucesiones y Donaciones de la Comunidad Valenciana existe une reducción de 100.000 € para las herencias o donaciones entre padres e hijos, y una bonificación del 75 % sobre la base liquidable del Impuesto, es decir, que sólo se pagará Impuesto cuando se adquieran bienes por un valor superior a 100.000 €, y sólo se pagará el 25 % de lo que en teoría se tendría que pagar una vez aplicadas las tablas del Impuesto.

Este nuevo trato fiscal es muy importante y beneficioso para las personas, sobre todo las de avanzada edad que ya piensan en su herencia, que tiene inmuebles (casas, chalets, apartamentos, etc..) en España, ya que les permitirá donar sus bienes a sus hijos en vida, pagando un impuesto bastante reducido o en algunos casos sin pagar este impuesto, o no tener que preocuparse de que dejar sus bienes en herencia a sus hijos pueda suponer una elevada carga fiscal, como existía antes de la Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, de 3 de septiembre de 2014.

No hay que olvidar, que si bien en las donaciones entre padres e hijos el impuesto de Sucesiones y Donaciones será muy bajo para el adquirente de los bienes, el donante tendrá que pagar otros impuestos que pueden encarecer la transmisión, como la Plusvalía Municipal y el Impuesto de la Renta de la Renta de No-Residentes (también llamado Plusvalía en renta), que grava la ganancia patrimonial obtenida con la transmisión del inmueble.

En caso de herencias no existe el Impuesto de la Renta de la Renta de No-Residentes (también llamado Plusvalía en renta), pero sí que hay que pagar la Plusvalía Municipal.

 

En la GESTORIA PEREZ DEL ALBIR podemos prestar el asesoramiento legal y fiscal necesario para que nuestros clientes puedan estudiar las posibilidades que esta nueva normativa les ofrece, y puedan planificar y tomar la mejor decisión para garantizar que los bienes sean transmitidos de forma correcta y con la menor carga fiscal. También ofrecemos la posibilidad a aquellas personas que hayan liquidado algún Impuesto de Sucesiones y Donaciones que no esté prescrito, de presentar la correspondiente rectificación de su liquidación a raíz de la Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, de 3 de septiembre de 2014, y solicitar la devolución de las cantidades que hayan podido ingresar indebidamente.