IMPUESTOS NO RESIDENTES

INFORMACION FISCAL PARA NO RESIDENTES

a

La forma en que una persona o una entidad debe tributar en España se determina en función de si es residente o no en este país, con independencia de su nacionalidad, sean extranjeros o no. La diferencia está en que los residentes presentan el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF) en España, y los no residentes no, por lo que deberán hacerlo en sus respectivos países de residencia, y sólo declarar el Impuesto de la Renta de No residentes cuando se den la circunstancias prescritas en la Ley.

Una persona física es residente en territorio español cuando se dé cualquiera de las siguientes circunstancias:

• Que permanezca más de 183 días, durante el año natural, en territorio español.
• Que radique en España el núcleo principal o la base de sus actividades o intereses económicos de forma directa o indirecta.
• Que residan habitualmente en España el cónyuge y los hijos menores de edad que dependan de esta persona física. Este tercer supuesto admite prueba en contrario.

Por el contrario, una persona física tendrá la consideración de no residente en España cuando no se cumplan ninguno de los requisitos anteriores. En este caso tendrán que presentar su declaración del Impuesto de la Renta de No Residentes cuando obtengan rentas en territorio español, como en los siguientes supuestos:

1.- Recibir una pensión de una entidad española, trabajar o recibir un salario de una entidad en España.

2.- Intereses y dividendos de acciones, fondos o cuentas bancarias, así como beneficios de Sociedades.

3.- Ser propietario de un inmueble, tanto si está alquilado como si no lo está.

Muchos extranjeros no residentes en España no saben que el hecho de tener un inmueble en territorio español ya supone un hecho imponible por el que hay que presentar y liquidar el Impuesto de Renta de No Residentes, y su importe si no está arrendado, será el 24,75 % del 1,1 % del valor catastral del inmueble.

4.- Venta de un inmueble, ganancia patrimonial.

Uno de los supuestos sujetos a tributación más importantes para los No Residentes es la venta de un inmueble situado en España, por la que se obtiene un beneficio o ganancia patrimonial, que es la diferencia entre el valor de adquisición, más los gastos e impuestos devengados en la adquisición, y el valor de venta. En estos casos el comprador tiene la obligación de retener el 3% del valor de venta del inmueble coincidiendo con la firma de la Escritura Pública de Compraventa y tiene la obligación de ingresarlo directamente en Hacienda en el plazo de un mes, mediante el MODELO 211, a modo de garantía o cantidad a cuenta de la posterior declaración fiscal del vendedor No Residente y pago del correspondiente Impuesto de la Renta de No Residentes (MODELO 210), que tendrá que presentar en los 3 meses siguientes:

– Si el Impuesto a pagar por el vendedor no residente es superior a la retención, tendrá que pagar la diferencia.

– En el supuesto de que el vendedor no tenga ninguna ganancia patrimonial o sea negativa, y no tenga que pagar el Impuesto, o si la retención es superior al importe del Impuesto a pagar, podrá solicitar a Hacienda la devolución de la retención o la diferencia a su favor. Si bien y para que Hacienda apruebe la devolución de la retención, comprobará si el vendedor no residentes no mantiene ninguna deua con la Administración y a cumplido con sus obligaciones fiscales, en especial, del pago del Impuesto de la Renta de No Residentes anual. Por ello, es muy importante que los contribuyentes no residentes que tengan bienes inmuebles en España presenten su declaración del Impuesto de la Renta de No Residentes anualmente, para evitar sanciones y futuros problemas con la venta de sus inmuebles.

Por lo general, el Impuesto de la Renta de No Residentes se presenta antes del 31 de Diciembre del año posterior al ejercicio declarado, mediante el MODELO 210. Si bien, puede haber excepciones, como en el supuesto de ganancias patrimoniales motivadas por la venta de un inmueble, el plazo de presentación del impuesto es de 4 meses contados a partir de la firma de la Escritura Pública de Compraventa.

En la GESTORIA PEREZ DEL ALBIR prestamos una asistencia continua y personalizada a nuestros clientes No Residentes, encargándonos de presentar en plazo y de forma correcta sus obligaciones fiscales cada año, para su mayor comodidad y despreocupación, pudiendo resolver cualquier duda o inconveniente y hacerles llegar la declaración presentada mediante e-mail, donde quiera que residan nuestros clientes.